Los radiadores IMAS brindan un altísimo rendimiento incluso utilizando agua a bajas temperaturas.

Debido a su diseño que maximiza la conveción y radiación, irradian un 10% más de calor que radiadores de aluminio de la misma medida.

Su construcción en acero al carbono pintado con pintura al horno les da una larga vida útil, sin los problemas de filtración desde las roscas que ocurren con el aluminio.

El sistema de fijación garantiza que queden sólidamente fijados a los muros.